posted by on Artículos de opinión

No comments

Ante la imposibilidad de estar hoy con vosotros (no tengo derecho a hacerlo por estar de baja y no quiero que a nadie pueda molestarle) si he querido estar con mi pensamiento y que alguien transmita en mi nombre lo que hubiera querido deciros en persona ya que llega el momento de la despedida y no es mi estilo ni nunca lo ha sido irme de ningún lugar sin despedirme.
Han sido muchos los años que he estado al frente de la dirección del colegio y os puedo asegurar que no es sencillo, lo que pasa es que siempre he estado rodeado de gente estupenda que hemos compartido, como un equipo que éramos, los buenos y los malos momentos. Y también es verdad que, aunque trates de hacer las cosas de la mejor forma que tu entiendes, nunca se contenta a todo el mundo; afortunadamente la mayoría te comprende y eso es un alivio y una satisfacción, porque yo no creo en que nadie quiera hacer algo mal a propósito. Unos lleváis muchos años conmigo, otros algunos menos y otros muy poco tiempo pero a todos los que me han ayudado a que esto funcione quiero daros las gracias, gratitud que me gustaría que constase en este acta final, si la ley lo permite. Y si en algún momento ha habido algún roce puntual con alguien por mi forma de ser, o por la suya y mis problemas de ese momento , o por los suyos (que desde fuera no se pueden comprender) le pido disculpas.
Si me voy a permitir deciros con la voz que puede darme mi experiencia de 31 años en este Centro que el Centro no ha sido lo que es por casualidad sino porque además de compañeros hemos sido amigos y hemos procurado ser siempre una piña (ahí están Ana, Stella y Valentín que lo pueden atestiguar), y esa unión ha traído como consecuencia el acercamiento de los padres y el ambiente de colaboración en el que hemos vivido, así que si me permitís un ultimo consejo, os recomiendo que cuidéis ese legado y a ese puñado de padres estupendos que siempre han sabido estar en el momento oportuno a nuestro lado; yo no recuerdo jamás un enfrentamiento con ellos.
Y no puedo tampoco olvidar en estos momentos a Paqui, a “nuestra Paqui”, que tantos años lleva cuidando de nuestro colegio de “su colegio” como si de su casa misma se tratara, e incluso enfadándose cuando no se cuidan las cosas. Muchas gracias Paqui aunque tu no seas parte del claustro (la verdad no acabo de comprender por qué eso no puede ser asi), pero si has sido durante estos años una parte mas, una parte muy importante, de nuestro colegio, sabes cuantas veces te lo he dicho: cada uno tiene su labor pero todos somos igual de importantes
Yo se que ya que me voy me tendría que dar igual lo que pase a partir de ahora, pero no se si podréis comprender que después de 31 años este siempre será mi colegio, aunque solo sea “para mi” y yo para mi colegio sigo deseando lo mejor, aunque a partir de ahora no tenga ningún derecho en él, pero seguiré refiriéndome a él como “mi colegio”.
Un abrazo para todos y mucha suerte, sobre todo a los de las oposiciones. Bernardo (director)
Carchuna, 30 de junio de 2011

Leave a Reply