posted by on Actualidad Local

No comments

Gracias a la actuación coordinada de las distintas instituciones: Entidad Local, Ayuntamiento de Motril, Diputación de Granada, cuerpos como el INFOCA, voluntarios de protección civil, bomberos, empleados de mantenimiento (y no se si me dejo a alguien), todo ello coordinado perfectamente por la presidenta de nuestra ELA, Concepción Abarca, nuestro alcalde, Carlos Rojas y la vicepresidenta de nuestra diputación, Luisa Chamorro. Gracias a esa perfectas coordinación y colaboración, en Calahonda el barro a día de hoy, viernes, casi ha desaparecido. Hay que felicitar a todas las instituciones y a todas esas personas que se han dejado las horas entregados a Calahonda.

Todavía quedan algunos que siguen sufriendo sus consecuencias (como la panadería de Serafín o el sótano del edificio del Restaurante El Conjuro), pero ha sido una labor encomiable en un récord de tiempo.

Toneladas de barro se acumulan, entre otros sitios bajo el Peñón, junto al cementerio, donde no suponen ningún peligro ya de arrastre en caso de nuevas lluvias.

Pero ayer por la tarde tuve ocasión de visitar un invernadero afectado y recorrer la zonas mas afectada, porque un amigo me llevó y pude ver de primera mano la que se les viene encima; son los invernaderos afectados por el desbordamiento de la rambla del Rejón, que estaba sin limpiar por algunos lugares. ¿Ven que buen aspecto tienen esas matas y esos pepinos? Pues todo es engañosos, porque si no se limpia el barro que rodea a la mata y “asfixia sus raíces” a la vez que no permite que el agua de riego se filtre, en pocos días el invernadero puede tener  el aspecto de este otro situado un poco mas arriba, hacia la montaña:

 

 

Y ademas, una vez que se acabe la producción habrá que renovar la arena, embarrada, y lo peor de todo es que muchos de ellos no tienen seguro, algunos escarmentados por la pillería de los seguros que siempre buscan la excusa para no pagar ni responder y otros muchos porque les diseque son muy viejos los invernaderos y no se los aseguran ¿qué tienen por delante estos vecinos nuestros que han gastado ya un montón de dinero en preparar su invernadero y ahora lo pueden perder en parte o en su totalidad? La verdad es que ese es el otro drama que está comenzando entre nuestras gentes de Carchuna y Calahonda, de nuestro Llano. Sabemos que nuestras autoridades se están desvelando por el tema, y esperemos que consigan ayuda para todos.

Un palo mas a nuestros sufridos campesinos en estos momentos de crisis en que todo se vuelven problemas y de forma muy especial para el campo. Esperemos que los nuevos políticos llegados al poder tengan el campo como una de sus prioridades y tengan en cuenta que muchos españoles viven de él, porque nos guste o no, en gran parte España es un país agrícola.

SI QUIEREN VER TODAS LAS FOTOS, PINCHEN EN CUALQUIERA DE ESTAS Y LES LLEVARA AL ALBUM COMPLETO.

Leave a Reply