posted by on Videos y fotos

No comments

Parece que las foto-denuncias van surtiendo efecto, pero no todo el deseado y de ahí que otra vez traiga hoy estas imágenes a mi página. Es verdad que ya, en la plaza de la Iglesia, tras el Ancla, no es tan habitual ver caravanas “acampadas” y yo mismo he podido ver, con mis ojos, como la policía municipal les llama la atención diciéndoles que allí no se puede acampar, el resultado es que aun llegan algunas, pero para hacer normalmente un alto en el camino, no para quedarse.

Pero hay otros “rincones paradisiacos”· en la bonita población de Calahonda que son el escondite ideal para tratar de pasar inadvertidos, y eso no está bien. El hecho es que me consta que algún vecino ha avisado a la policía municipal de ese hecho y la respuesta ha sido mas o menos como que no pueden prohibir aparcar a nadie donde no está señalizado en ese sentido. Pero una cosa es APARCAR  y otra es ACAMPAR, y eso, simplemente pasando de vez en cuando por estos lugares que invitan a la evasión, se podría comprobar que es una acampada cuando una caravana permanece allí un día, y otro, y otro… esta de la foto lleva ya allí situada 5 días al menos. Hubo otra anterior que estuvo mas de 20 ¿eso no se puede y se debe controlar por parte de la autoridad? ¿O es que acaso la legislación española permite la acampada libre y sin control?

Y habrá quien diga ¿Y qué mas da? ¿Qué daño hacen? Pero también para eso hay respuesta, y es que no nos puede dar igual, no podemos consentir que Calahonda se convierta en el paraíso de los campistas “·ilegales” y esto por varios motivos:

-1. Hay unas familias que viven de esto muy cerca de allí, con un camping del que pagan todos sus impuestos y que están para eso, para acoger a los campistas que vienen a esta preciosa zona nuestra de Calahonda, La Perla y la Chucha.

-2. En acampada libre ¿donde se depositan los residuos que dejan estas personas? (excrementos, basuras…) ¿seguro que en el lugar idóneo o están perjudicando nuestro medio ambiente?

-3. Es un turismo que bien poco le deja a Calahonda: todo lo traen de sus países, muchos hasta la comida ¿y que dejan en la economía de nuestra tierra?. Para ese turismo…no vale la pena hacer grandes inversiones.

-4. En sus respectivos países esa practica de la “acampada libre” no está permitida (ellos lo saben) y algunos hemos podido ser testigos de ello (todo el que haya salido de España) ¿o no? ¿Y por qué España tiene que ser diferente en eso, en lo que menos nos beneficia, en lo que mas nos perjudica?

-5. Escapan a todo tipo de control policial (que en un establecimiento hotelero de cualquier tipo, si que existe).

Visto todo esto… ¿nos debe dar lo mismo que acampen ilegalmente en acampada libre o no? ¿qué más nos da? ¿Y qué daño hacen?… ¿Es acaso esa la respuesta que debemos dar al tema?

Pero Calahonda es demasiado bonita, demasiado acogedora y demasiado necesitada de mejoras como para tener que conformarse con este turismo “barato” que lo lleva todo encima y solo deja “residuos y excrementos”.

Y estos anuncios, en plan de broma inocente, son los que no quisiéramos ver en un futuro sobre Calahonda pero que son los  que en realidad llevan cada día con su “boca a boca” a sus países estos visitantes PRIVILEGIADOS  en una ciudad DE PRIVILEGIO.

Leave a Reply