posted by on Artículos de opinión

No comments

(fotgrafia tomada del diario “El País”

He sido testigo, casi en directo, a través de la televisión, como imagino que millares de españoles, de las disculpas ofrecidas por nuestro rey a la salida de la clínica en que ha sido operado y tratado tras su accidente de caza en Botswana y no puedo menos que sentirme orgulloso de mi rey, de nuestro rey de D. Juan Carlos de Borbón… es posible que se haya equivocado yéndose de cacería en los momentos de crisis en que nos encontramos y siendo él el espejo en que muchos se miran para tener un modelo y el espejo del que otros muchos (es verdad que muchos menos) están pendientes para tirarle la piedra para romperlo; para otros que le acechan como buitres carroñeros  para intentar acabar con él, con los Borbones, con la monarquía, con nuestra monarquía; esos enemigos de ella que salen en cada manifestación que se convoca portando banderas republicanas, esa minoria que se quiere imponer a las mayorías en nuestro país y que no pierden ocasión de atacarla sin motivo… mucho más cuando le ofrecen en bandeja alguno, aunque sea en forma potencial.

Por eso, es posible que el rey se haya equivocado al irse  de cacería pero… ¡el que esté libre de culpa, que tire la primera piedra!, como dijo Jesús a los iban a apedrear a la mujer adúltera….¿Esos que airean por todo lo alto y con todo el escándalo posible lo negativa que es la monarquia y critican sus errores tienen sus conciencias tranquilas de ser honestos, de no equivocarse, de ser igual de exigentes con todos? Yo diría que no, pero a pesar de ello no se cortan; a pesar de ello critican con dureza porque tienen un objetivo fijado: derribar a la monarquia e instaurar en España la República.

¿Cuántas cosas mal hechas han hecho nuestros politicos y ni han pedido disculpas, se les ha criticado tibiamente y al final “pelillos a la mar”?. Siguiendo con el tema de las cacerías, ya que estamos en el… ¿Pidió disculpas por los derroches en cacerías el anterior ministro de justicia socialista, junto a jefes policiales y el mediático juez Baltasar Garzón?  yo no recuerdo haberlas oido en ningún momento, haberles oido decir: “lo siento, me he equivocado, pero esto no volverá a ocurrir”.  ¿Cuántas veces nuestros políticos corruptos, sean del signo que sean, que en todas las ideologías los hay, han pedido perdón públicamente al pueblo por su corrupción, por lo que le han robado? Nunca. Y  estos dias tambien han aparecido los defensores de los “inocentes animales, los inocentes elefantes”, los hemos visto a las puertas de la clínica en que estaba ingresado el rey. ¿Dónde estaban esos defensores de los animales en las cacerías del ministro socialista con el juez Garzón en Sierra Morena? ¿O es que las cabras y ciervos de Sierra Morena tienen menos derechos que los elefantes de Botswana? ¿Por qué no se dejan de demagogias que ya no engañana a casi nadie?

Pero, a pesar de todo,  hoy  el rey, nuestro rey, D. Juan Carlos, humildemente, ha pedido perdón ante las cámaras de televisión y lo ha pedido de una forma que a mi, y estoy seguro que a muchísimo españoles nos ha calado, hemos sentido su “sentimiento” por una culpa muy discutible, pero que él  la ha aceptado con humildad, con pesar. ¿Esa es la imagen de un rey soberbio o la imagen de un rey cercano y  querido de su pueblo? Yo siempre he visto con simpatía la figura de nuestros reyes y de nuestro príncipe; siempre he estado convencido del papel importante que han jugado y que siguen jugando…seguramente es que seré monárquico… si lo queréis llamar asi…, pero es que hoy, después de oir a nuestro Rey, lo soy mucho más, le admiro más y le veo más cercano. Él, como todos nosotros, aparte de su faceta pública tiene derecho a una vida privada en la que podrá hacer lo que le venga en gana ¿o le vamos a negar ese derecho? y, a lo mejor no era el momento más adecuado, pero ¿no tiene derecho a equivocarse? ¿y no tiene derecho a aceptar una invitación de un amigo (lejos de intereses) para ir de cacería con él? ….aunque no haya sido en el momento más adecuado.

Pero ha pedido perdón y pedir perdón en este país es la carnaza deseada por los buitres carroñeros sedientos de sangre: ¿Pedir perdón? ¡Que se vaya! ¡Que aqui no le queremos!¡Que pide perdón porque él sabrá…!, ese es el paso siguiente si reconoces un error, aunque no lo fuese, que tal vez si lo haya sido.

En nuestro país da igual que pidas perdón como que no lo hagas; es más, yo diría que es casi mejor no hacerlo: si no pides perdón, tienes la critica encarnizada de tus enemigos que te acusan de no pedirlo y si lo pides, como ha ocurrido hoy es que “cuando pides perdón, motivos fundados hay para ello”, que lo que tienes es que irte, que es lo que te van a pedir después. Por eso me pregunto yo ¿vale la pena pedir perdón en este país cuando nos equivocamos o sale mejor parado el que no lo hace y pronto se olvida y todo perdonado sin haberlo perdido?

Yo, hoy, al igual que muchos millones de españoles, me siento más cerca de mi Rey, de mi monarquía, con la que me siento identificado. Hoy he visto a un rey humano, cercano, que sabe reconocer un error… según los demás, a un rey, que a pesar del gran alboroto de unos pocos que hacen mucho ruido, lo queremos muchos millones de españoles, la gran mayoría y pensamos que es necesario para España, que nuestra monarquía ejerce un buen papel en el difícil mundo que nos ha tocado vivir.

(foografía tomada del blog “Bitácora de Azud”)

Leave a Reply