posted by on Actualidad Local

No comments

En un mundo como el que nos ha tocado vivir, en el que desayunamos con problemas, los entremeses de la comida van mezclados con la crisis de la que no paran de hablarnos y cenamos con las protestas y quejas de los politicos de uno y otro signo que están llegando a colmar la paciencia del paciente pueblo, es bueno… no; es más que bueno, es necesario, es prescriptivo de vez en cuando aislarse del mundo y de esa realidad indecente que nos agobia, que nos aprieta, que nos oprime, y marcharse lejos del ruido de nuestros pueblos, de las ondas de nuestras emisoras de radio y televisión, de los políticos… de todo. Y qué mejor para conseguir eso que irse a disfrutar de la naturaleza, a entrar en contacto directo con ella, a disfrutarla intensamente, a oler, a mirar. a respirar… a relajarse.
Y eso es lo que yo hice el viernes pasado, marcharme a un lugar “por encima de la tierra baja”, en contacto directo con lo natural y rodeado de lo mejor que tenemos, lo más inocente, lo más agradecido… nuestros niños. Tuve la suerte de ser el cronista de una jornada de los niños mayores de la Guardería de Calahonda en la Granja Escuela de “Pico Aguila”.
Pico Aguila es un paraje natural por encima de Gualchos…pero mejor que explicaoslo con palabras, mejor lo véis vosotros mismos, acompañadas las imágenes de la inimitable guitarra de Paco de Lucía. Espero que os guste.

Leave a Reply