posted by on de Huelma a Carchuna, Videos y fotos

No comments

Que te reconozcan públicamente como a uno de los mas conocido “granadinos ” cuando tantas veces te han “echado en cara” que “tú eres un forastero”, es una enorme satisfacción, os lo aseguro porque lo he vivido; es indudable que en nuestros pueblos hay xenofobia, no solo al extranjero,  que viene buscando esperanza y futuro,  sino tambien al “forastero”, al que ha venido de otro rincón de nuestro país, de nuestra Andalucía, como a mi me ocurrió hace ya… muchisimos años…yo llegué a Torrenueva procedente de mi inolvidable tierra jiemnense, mas en concreto de Huelma, una tierra de la que me siento muy orgulloso de llevar asociada a mis orígenes pero que dejé para venir a trabajar a otra lejos de allí, y en la que también me he sentido agusto, pero que me costó lo mio ser admitido por alguna “gente”

Corría el año 1987. Yo había llegado a Torrenueva como maestro, por primera vez, hacía 11 años, pero fue 4 años después cuando tuvo lugar mi regreso definitivo: se acercaba el final del verano del año 1980, cuando me destinaron como maestro definitivo al Colegio de Carchuna; y esos 7  años que transcurrieron desde mi regreso hasta esta fecha mágica para mi de 1987 me habían cambiado hasta el punto de sentirme hasta yo mismo un desconocido para mi… había desaparecido el Bernardo tímido, retraído, oscuro, callado…. y había nacido un Bernardo decidido, activo, abierto, atrevido, comprometido… ¿Y dónde estuvo la clave del cambio?  Sin ninguna duda que en esos 7 años de Torrenueva en donde, aunque trabajaba en Carchuna, tenía mi residencia.

Torrenueva era por aquel entonces un pueblo con muchísimos problemas, el mas grave de ellos, su playa, que poco a poco iba desapareciendo. Y lo que pasa en cualquier pueblo: cuando no hay problemas la vida transcurre tranquila, oscura, monótona, pero cuando estos aparecen, todo cambia. Y todo cambió, tambien para mi cuando una noche se me ocurrió acudir a una reunión de la Asociación de Vecinos (que como casi todas, no funcionaba, le faltaba gente que tirase, que se comprometiese); en esa asamblea se planteó la necesidad de elegir nuevo Presidente porque el anterior acababa de presentar su dimisión… nadie quería complicaciones, nadie se atrevia a dar la cara y no se como, sin esperarlo, surge mi nombre, me señalan,  me convencen sin saber si yo iba a ser capaz de desempeñar ese cargo difícil en esos momentos y ahí empezó todo: poner en funcionamiento la Asociación, escritos y escritos reivindicativos al Ayuntamiento, citas con los políticos, viajes a Madrid acompañando al alcalde de entonces, mi amigo (desde entonces y a pesar de todo lo que “peleamos”) Enrique Cobo, manifestaciones, cortes de carretera…. que fueron forjando a ese nuevo Bernardo que pasó a ocupar espacio en los medios informativos (en la radio, en televisión y en la prensa, de la que guardo cientos de recortes con artículos).

Fueron muchas las horas que “robé” a mi familia, que dediqué a los demás, pero fueron muchas las satisfacciones, mezcladas con amarguras las que acopié. El balance final: positivo. Me convertí en una persona que “contaba” y que era conocida pero, sobre todo, sentí que valía la pena trabajar para los demás a cambio de nada, aunque, como es lógico, los mismos que me tachaban de “forastero” también me acusaban de que “algo iría buscando” (el tiempo les demostraría que a veces las cosas se hacen “a cambio de nada” solo por afán de servir)

Y fruto de esa popularidad, que me abrió las puertas de todas las formaciones politicas de la época: desde el Partido Popular hasta Izquierda Unida, pasando por el Partido Socialista, pero que no crucé ninguna porque no eran esos mis intereses, fruto de esa popularidad fue tambien la popularidad a nivel de calle y mi nominación como uno de los “100 granadinos CLAVE 87”, votación llevada a cabo por la Revista Semanario el Faro entre sus lectores a lo largo de varios meses, gracias a esa gente que me conocía por mi actividad y que decidieron votarme. No voy a negar mi satisfacción por tal distinción aunque el premio fuese un sencillo plato de Cerámica Granadina con mi nombre grabado que conservo en el salón de mi casa; pero había sido votado junto a personas  tan importantes como Miguel Ríos, o el tristemente ya desaparecido Pedro Temboury, gobernador civil de Granada, o Julio Rodríguez, o el poeta Luis Rosales…. y otros 95 mas que podéis comprobar en este video que os traigo y que es para mi una de mis joyas valiosas… Yo, un “granadino clave de 1987” cuando tantas veces habia sido llamado “forastero” por algunos envidiosos del pueblo por el que peleé… ¡no me lo podía creer! pero creo que fue una feliz recompensa que guardo en mi recuerdo con gran cariño, con todo el cariño, y que me hace sentirme satisfecho y feliz conmigo mismo al pasar por Torrenueva y ver que, gracias a aquella “lucha” que me cambió, que me hizo otro, Torrenueva tiene una playa estable; Torrenueva tiene una Entidad Local Autónoma, de cuya primera gestora fui parte…. Torrenueva comenzó a adelantarse a su futuro.

No puedo dejar de citar a alguien que me ayudó, me animó y me acompañó mucho en esos años y también estuvo conmigo, ¡como no! en la entrega de premios de este galardón que me concedieron y que recibí en la ya desaparecida Discoteca “Granada 10” (el antiguo Cine Granada) de Granada… y esa persona es mi ya desaparecido buen amigo y mejor persona Angel Moraga. Sirva también este artículo mío y este video como homenaje a él y a su recuerdo. El si que fue un  verdadero artífice de la Torrenueva actual, peleando por el pueblo en el que trabajó, hasta el final de sus días.

Igualmente aparecen en el video otras personas que ya no están entre nosotros y de las que guardo un gratísimo recuerdo por la amistad que me unió a ellos, por ejemplo los periodistas Francisco Fermín y Paco Urquizar… o el político socialista malagueño, por entonces gobernador civil de Granada, Pedro Temboury.

No se si veréis todo el video, a lo mejor se os hace pesado… es una entrega de premios. Yo  aparezco y recibo mi premio entre el minuto 24 y 25 del reportaje que os traigo.

Leave a Reply