posted by on Actualidad Local

No comments

“Todo pasa, todo queda, pero lo nuestro es pasar…” que escribiera el poeta; Y nunca mejor aplicado este texto que a la vida de un sacerdote, a la vida de un “cura” como familiarmente les conocemos: “lo suyo es pasar” de un lado a otro, cambiando constantemente de destino, con las maletas “·siempre prestas” porque su opción en la vida ha sido la de “servir”, a Dios, a nuestro Dios, y al hombre, a nosotros. Por eso, para mi, no hay labor mas noble y desinteresada que la de un “cura”. Alguien me podrá decir que tambien los hay que dejan mucho que desear, que si son tal o que si son cual…y si, es verdad, son hombres, como el resto de los hombres, con sus imperfecciones y sus características personales…¡pero son tan poquitos aquellos que hacen daño a la Iglesia! (porque lo hacen), ¡y son tantísimos los buenos, los que están entregados en cuerpo y alma a los demás, a ayudar…!pero ¡claro!, esos pasan desapercibidos, esos no son noticia de prensa, esos “no venden” en los medios, esos no producen “morbo”, ese morbo que últimamente tanto se le quiere arrimar a la Iglesia, a mi IGLESIA, a los católicos… ese odio que mueve a muchos hoy día contra quienes mas dan en su vida. A pesar de eso, ahí están, siempre dispuestos a ayudar, siempre “con la maleta hecha”, siempre…
Y hoy ha sido un dia en que nos ha tocado despedir a nuestro último párroco, D. José, que llegara a nuestro pueblo hace ya siete años; un buen hombre que se ha ganado la estima y la amistad de la mayoria de las gentes de por aquí y que a partir de la semana que viene le tocará “volver a empezar”, esta vez en la Comunidad de la Iglesia Mayor “de la Encarnación ” de Motril.
Y le hemos querido despedir, aparte de las despedidas que me consta ha tenido fuera de la iglesia, nosotros hemos querido decirle adiós en nuestro templo, con nuestra “Iglesia-comunidad” de Carchuna.
Yo quería guardar un recuerdo de este momento y Angeles hizo unas fotos y a Fina le pedí que grabara con mi móvil un video… luego, al finalizar la Eucaristía algunos me dijeron que por qué no lo ponía en mi página y asi lo podia compartir con todos… para facebook el video era demasiado largo, asi es que, aqui me tenéis en esa labor.
Ahi tenéis las fotos que, Angeles, mi mujer, ha hecho; el video que ha grabado Fina y yo luego he montado y dado forma, y aqui tenéis las palabras que, un servidor, en nombre de la “Iglesia” de Carchuna le ha dedicado:

“Han pasado siete años desde que le recibimos y hoy llega la hora de la despedida… está claro que en esta vida terrenal “todo empieza y todo acaba”, que la vida, nuestra vida, está hecha de finales y comienzos , muchos a lo largo de ella y hoy es uno de esos finales… la semana que viene será un nuevo comienzo.
Y hemos querido hacerle este pequeño detalle para que, cuando lo vea, recuerde que en Carchuna tiene un montón de amigos en “su Iglesia”, amigos que no le van a olvidar, como tampoco hemos olvidado a los párrocos que le precedieron: D. Francisco, D. Jose Luis, D. Antonio, D. Manuel… y ahora usted.
Pero no queremos que nos recuerde con “nostalgia”, porque la nostalgia ata al pasado y enturbia el presente y el futuro; no; queremos que nos recuerde con cariño, como nosotros a usted, con un corazón grande en el que cabe pasado, presente y futuro… y nunca se llena.

Es verdad que las despedidas siempre las hemos considerado como algo triste, porque las miramos desde el ángulo de lo que hemos perdido en lugar de hacerlo desde el de lo que hemos ganado: un amigo que se va, pero que se queda en nosotros.
Usted ya tiene experiencia de lo que es despedirse, ustedes los sacerdotes, están siempre “con la maleta preparada”, sin llegar a echar raíces en ningún sitio…¿hay algo mas desinteresado que el trabajo de un cura? Y cada vez que llega una despedida, seguro que se dejan un trocito de su corazón, pero de un corazón que es tan grande que jamas se termina y siempre queda abierto para los que ya le están esperando y que, cuando pasen unos años, pensarán igual que nosotros. Seguro que hoy, en la Iglesia Mayor de Motril, en su parroquia a partir de mañana, se está dando un momento igual que el nuestro, seguro que igual estarán pensando ahora los que pierden a su párroco de los últimos años, D. Daniel.

Y de nosotros, los que nos quedamos, también se nos va con usted un trozo de nuestro corazón… han sido 7 años y el “roce” hace amistad y más cuando ese roce es con buena gente como lo es usted. Pero nos tiene que quedar también corazón para abrirlo a quien viene a sustituirle, es lo justo…la iglesia no es un sacerdote, la Iglesia es mucho mas y eso jamás podemos perderlo de vista; lo tenemos que tener en cuenta ya, y muy especialmente desde este momento, para ofrecer toda nuestra ayuda la próxima semana a quien, seguro que lleno de ilusiones y de proyectos viene a relevarle, todo en nombre de quien todo lo mueve JESUS, nuestro DIOS.

Muchas gracias D. José por estos siete años de su vida que nos ha dedicado, que nos ha regalado y sepa que siempre, siempre, en Carchuna, estoy seguro que en cualquiera de nuestros hogares, habrá un lugar reservado para usted.”

Perdonad la falta de calidad del video pero es que ha sido grabado con mi móvil y la luz era no excesiva.

Para entrar en el album de fotos, pinchad en la primera foto.

Leave a Reply